La tarotisa

La muerte… -me miró fijamente.

No se preocupe. –dijo, quizá, para intentar aliviar, en vano, mi creciente ansiedad.

No es necesariamente una mala señal. Todo el mundo piensa, cuando ve esta carta, que se refiere a sí mismo. La muerte es un cambio importante, pero no necesariamente negativo. Y esta carta la ha levantado de forma invertida, apuntando hacia mí. Su cambio será de trabajo, de amigos, de pareja, o de lugar de residencia… pero todo apunta a que sabrá llevarlo a cabo con entereza. Su destino se manifestará en la carta que levante ahora con la mano del corazón.

Ante la sonrisa davincesca de la reina del pentáculo, no tardó mucho en comprender que sería asesinada, que la primera carta no era sino el recado que nuestro futuro traía para ella.

Antes de aquel día, jamás hubiera creído en las artes adivinatorias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s