Ciencias aplicadas

El 97,3% del tiempo de duración de mi jornada laboral lo paso cagándome en las estadísticas.

Anuncios

Muriño

 

“Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma.
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo.
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”
Salmo 23.

 

Chusquerillo avinagrado con cara de taxista y complejo de Napoleón.

El jardín de las delicias

La demolición del ayuno se hace por todo lo alto. Mucho más que continental o intercontinental… “ga-láctico”, tal vez…

Espectáculo barroco, surrealista a menudo: zumo de pomelo y café con leche, trigo hinflado con salami, galletas mas huevos fritos, alubias con rodajas de piña para el niño y la niña, locuras que siquiera osarían imaginar en casa.

El ansia de gordura impregna un ambiente cafeínico. Las señoras perdieron su señorio por entre las faldas del bufé. Los nobles, su nobleza ante la bandeja de salchichas. Gochos con sotana buena cuenta dieron de las jugosas frutas tropicales. De allá a acullá, la infancia corretea cual marranillos destetados. Rienda suelta las corbatas dan a su frenesí guloso. Los asistentes hacen filas rotatorias ante el estresado preparador de tortillas. Los jubilososo jubilados se regocijan ante un universo en contracción acelerada de pasteles y cruasanes.

¡Zampabollos, tragachuscos, comenabos, muerdealmohadas…!

Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.